Así fue Paradís: primera edición del festival de diseño y creatividad
28 Dic 2020 /

Así fue Paradís: primera edición del festival de diseño y creatividad

Recientemente celebramos la primera edición de Paradís, el nuevo festival de València Capital Mundial del Diseño 2022, que propone conferencias exprés y debate en abierto sobre creatividad. Los y las profesionales que participaron en ellas, abordaron diferentes lecciones sobre la disciplina desde perspectivas muy variadas.

Bajo el título «Reinventarse», los diseñadores Ana Gea de Gràffica, David Ruíz de Ruiz + Company y Eduardo del Fraile dieron unas breves charlas sobre cómo surgen las ideas en momentos de estancamiento o crisis.

Eduardo del Fraile relató cómo, en un momento en el que su estudio se encontraba en pleno éxito (incluso ya había recibido más de 100 premios), decidió reinventarse y de este impulso nació un proyecto que duraría más de cinco años: KONG. Se trata de una bebida espirituosa (concretamente, ron), inspirada en los gorilas. El emprendedor lo arriesgó todo por el proyecto, llegando incluso a vender su casa. Finalmente, gracias a su persistencia y al apoyo de la organización de ayuda a los gorilas The Dian Fossey, el proyecto se hizo realidad y triunfó, siendo la reinvención la clave.

¿Cómo surgen las ideas en momentos de estancamiento o crisis?

Ana Gea, co-creadora de la publicación Gràffica y fundadora del estudio Palau Gea, se mostró como un ejemplo a seguir cuando la adversidad se presenta a la puerta de los y las diseñadoras. Su charla se centró en que la clave para el triunfo es saber aprovechar esos momentos de crisis para la reinvención, en cómo nuestra actitud y el hecho de “habitar el tiempo” son claves para el surgimiento de ideas. La emprendedora contó cómo consiguió sacar partido de las crisis de 2008, 2010 y 2020: lo hizo mediante la creación de la revista Gràffica, un mapa visual de las emociones para la divulgación en centros escolares —junto a Eduardo Punset y Rafael Esquerra— y un libro sobre el negocio del diseño, respectivamente.

Nuestra actitud y el propio hecho de habitar el tiempo son claves para que surjan las ideas.

El diseñador gráfico David Ruíz (de Ruiz + Company) relató cómo dejó toda su vida en stand by para dar la vuelta al mundo. Tras cuatro años de aventura, en 2020 se ha asentado y ha conseguido tener nuevas perspectivas sobre la situación actual del diseño. Ahora, Ruíz se ha dado cuenta de que la publicidad constante consigue que los usuarios la rechacen, que Facebook ha perdido potencial frente a otras redes sociales y que es necesario contar con miles de seguidores para ser alguien relevante. Unos retos que solo pueden abordarse desde la reinvención y creatividad.

David Ruíz dejó toda su vida en 'stand by' para dar la vuelta al mundo, durante cuatro años de aventura.

La segunda jornada de conferencias llevaba por título «El diseño visto desde tres perspectivas» y en ella participaron Ana Hernández (Masquespacio), Dídac Ballester y Núria Vila, que nos hicieron reflexionar sobre diferentes facetas del diseño.

Ana Hernández, cofundadora del estudio de interiorismo Masquespacio, nos mostró algunas de las preguntas trascendentales que deberían hacerse los diseñadores respecto a las ideas. La emprendedora meditó sobre cuestiones relacionadas con el valor de las ideas: ¿cómo saber cómo de buena es una idea?, ¿es mejor idea la que se tarda más en gestar o la que surge de repente…?

¿Cómo saber cómo de buena es una idea? ¿Es mejor idea la que se tarda más en gestar o la que surge de repente…?

Dídac Ballester, diseñador gráfico especializado en el diseño de libros, reflexionó sobre su área de mayor conocimiento: el espacio en el libro. Para Ballester, “el espacio del libro va más allá” de las páginas. Cuando este profesional diseña libros, usa como referencia a los artistas alternativos que juegan con el espacio de estos.

Además, se fija en cómo los lectores modifican a su vez este espacio, alternando las páginas de su forma o estilo original mediante clips, subrayados… Además, el diseñador expresó que es interesante la relación del espacio del libro con otros espacios. Este elemento, por tanto, se convierte en pieza clave del diseño editorial.

Para Dícac Ballester, el espacio de un libro va más allá de las páginas.

Núria Vila enseñó a los espectadores cómo el diseño ecológico y sostenible es siempre posible. “La clave es estudiar materiales y posibilidades para los diseños que cada cliente encargue”.

La creadora puso dos ejemplos de proyectos propios. El primero consistió en la creación de una carta de restaurante hecha de un material reciclable y además se trataba de piezas desmontables para evitar la reimpresión de la misma en caso de cambiar un plato del menú. Su otro proyecto se trató de la creación de un pack de café para Slowmov que fuese 100% compostable, y así lo consiguió. “El futuro será sostenible o no será”, concluyó la diseñadora.

El diseño ecológico y sostenible es siempre posible: “la clave es estudiar materiales y posibilidades para los diseños que cada cliente encargue.

En el último día de conferencias, los diseñadores Pepe Gimeno, Rocío Martinavarro y Ana Criado hablaron de las fronteras del espacio creativo.

Pepe Gimeno, Premio Nacional de Diseño 2020, habló de cómo el diseño se compone de inputs de diferentes disciplinas como el marketing, comunicación y publicidad, pero cómo -por otra parte- también lo hace de las artes plásticas o de otras disciplinas artísticas. El diseñador planteó la compleja pregunta de si el diseño es arte, ya que ambas disciplinas se influyen mutuamente. ¿La conclusión según Pepe Gimeno? Ambos se diferencian por una frontera: los fines que el diseñador/artista tiene en cada una de las disciplinas.

El diseño se compone de inputs de diferentes disciplinas como el marketing, comunicación y publicidad, pero también lo hace de las artes plásticas o de otras disciplinas artísticas.

Rocío Martinavarro, del estudio Mayúscula, nos mostró cómo el diseño puede servir para romper fronteras y encontrar puntos de encuentro. Esto lo averiguó mediante un proyecto en el que más de 50 diseñadoras gráficas de todo el mundo fueron emparejadas para crear una obra. El resultado le hizo ver que el diseño es capaz de superar las diferencias fronterizas como el empleo de diferentes idiomas o no compartir el imaginario colectivo de cada país. Martinavarro llegó a la conclusión de que existe un nuevo espacio across borders basado en la idea de que el diseño es intercultural, y que se convierte en fruto del entendimiento.

Rocío Martínavarro nos enseñó que existe un nuevo espacio «across borders»: el diseño es intercultural, como fruto del entendimiento.

La última ponente fue Ana Criado, que relató su propia experiencia al saltar la frontera española y decidir probar suerte como diseñadora en Estados Unidos. La valenciana comenzó a trabajar para la empresa especializada en títulos de crédito para Hollywood, junto al diseñador Kyle Cooper. Tras superar las adversidades de enfrentarse a un nuevo sector y un idioma que no dominaba, con los años ha aprendido que el miedo a cruzar fronteras, a los cambios, es superior al peligro real que existe, llegando a estar nominada a un Emmy, por los títulos de crédito de Star Trek: Discovery.

En total, fueron tres jornadas emocionantes, repletas de aprendizajes y reflexiones compartidas en torno al diseño y la creatividad. Sin duda, continuará. ¡Larga vida a Paradís!

El miedo a cruzar fronteras y a los cambios es superior al peligro real que existe.

¿Quieres recibir nuestras noticias?